Aqua-T funciona a través de toda la columna de agua y la capa de fango para digerir los desperdicios orgánicos de las plantas acuáticas y la vida animal.

Aqua-T no es un algaida y por lo tanto es ideal para ser usado en estaques recreativos y de riego, en particular, aquellos donde la calidad del agua es un problema. Esto incluye estanques que reciben aguas residuales. Aqua-T también reduce el nivel de contaminantes dañinos de plantas tales como amoniaco, sulfatos de hidrógeno, dióxido de carbono, y metano que exista en el agua de riego del estanque.